lunes, 12 de junio de 2017

Sextálogo

Como en los últimos tiempos rehúsas, por lo general, a parar mientes en tus dudas históricas, en las complejidades vanas, parábolas y metáforas con las que se nutren y en las que mojan el churro los pocos convencidos, los ultrajados por nada; como has asumido que no sirves para contar cuentos, ni relatos, ni tramas de buen calibre; solo puedes plantearte el ser honesto, y eso incluso, con cierta sorna.
En esta tesitura, debes reconocer: (i) que no te entusiasma tu vida pero así y todo, la cosa funciona; (ii) que por tanto eres todo un impostor, y de muy buen oficio, porque no te dedicas precisamente a sexar yeguas; (iii) que la necesidad de crear algo es cada vez más apremiante y tus talentos más exiguos, más escleróticos; (iv) que aunque en el escaque blanco de tu habitación negra no siempre culmines con un mate pastor, has mejorado en los juegos de mesa y en verdad te apasionan; (v) que por ahí por tu santo ombligo se han paseado personas que merecían la pena, pero tus redes tienen demasiados agujeros, por los que se escapan las verdades muy fácil; (vi) que ni solo, ni acompañado, ni mal acompañado.

No hay comentarios: