lunes, 21 de abril de 2014

Mochilero

                Es un reflejo normal, una especie de vulgar metonimia  la que experimentan quienes te miran y te etiquetan mentalmente de ‘mochilero’ cuando cargas una mochila de montaña. Como si fueran las luces de gálibo del viajero. La gente reacciona con cierto pasmo, porque los mochileros son seres ubicuos y el lugar que ocupan en el mapa suele tener algún objetivo concreto mientras que la del resto, aun siendo el mismo, no lo tiene. La impresión es la de estar contemplando a un ser que es el centro de sí mismo, habitando el intervalo entre dos destinos. Yo sin embargo sólo voy camino de Madrid, otra vez.