miércoles, 29 de febrero de 2012

Ya habla la piedra

Una vez agotadas
las palabras de cemento
como muerte, silencio, estrella,
vente a ver qué queda,
que de no quedar nada
sólo mueren los ineptos.

Ven a ver lo que las piedras
llaman piedra, compañera
dime lo que el agua oye del río
y de la acequia, tan distinto
al malgastado aliento
con el que el hombre abre camino.

Entiende que no juega el polvo
al destino, que esa es una distancia
hecha de cosas sin sentido. No,
no callo para hacerte hablar,
que ya habla la piedra, el agua, el río.
Callo para que sepas que estoy vivo.

No hay comentarios: