martes, 28 de diciembre de 2010

De Ciberíada

El exceso de belleza rompe matrimonios, el de la inteligencia trae la soledad, la riqueza exagerada conduce a la locura ¡No, no! ¡No se puede dar la felicidad a los individuos, y menos todavía a las sociedades!

Stanislaw Lem, Ciberíada.

No hay comentarios: