viernes, 15 de octubre de 2010

Yerras al acertar -escritura libre-

Acertar pone de manifiesto la intención; quiero decir, errar puede mantenerte a salvo, desconocido:

para que lo que sueñes sea un misterio,
para no malgastar en bonos
de la posibilidad;
te digo que sigas
bebiendo a solas,
para contar con el factor
sorpresa  del alcohol
en el asalto a ti mismo;
que los engendros,
los perros sin ojos
te hagan compañía,
para temer tan solo el miedo;
para que seas experto en el silencio,
y aprendas a conversar con la soledad.
Para que las drogas sean
nuevas amistades, o viejos conocidos.

Yerra como mal menor,
porque tener razón, es el mejor
error, la peor cualidad.

4 comentarios:

tecla dijo...

Cómo siendo tan joven puedes saber tanto.
Es un poema magnífico.

Guillermo dijo...

Pensando se llega a algunos sitios. Un beso, Tecla.

tecla dijo...

No me regodeo en el dolor, Guillermo.
Dicen que los poetas somos unos mentirosos que vamos por ahí inventando realidades.
Un beso amigo.

Guillermo dijo...

La impostura es importante. Tienes razón ¿ves como no sé tanto?