domingo, 20 de diciembre de 2009

Mutero

…uelvasahablarasíhabrápersonasmásmalasperodelasquemehecruz

adoereslapeormalomalomalomeponesenfermamalditasealahoraen

queamísemeocurriósiesqueeresigualquetupadrepuestejuroquehast

aaquíhemosllegadopormipadredemialmaqueparecequeeselúnicoqu

emehaqueridoalgunavezasíqueyasabesdóndeestálapuert…


Que sueñen los bastardos

con el útero usurpado

al otro lado de la lápida,

que se ahorquen

con el cordón umbilical,

yo me voy, o me quedo

a romper la obviedad

de encontrarnos en la misma habitación,

preñada de despropósitos,

agotada de sí misma, de tanto mal.


Comenta un amante casual

que si un día regreso

será con el rabo entre las piernas

y dormido el ronco dolor

de heces y alquitrán,

que hoy encalan

las paredes de mi voz,


porque,


dime tú, incólume tirón del amar,

desierto arrabal de estercoleros,

cuento del último cuento,

océano del acabar,

espanto de dientes blancos,

engendro sin igual

¿no está ya satisfecha tu crueldad?

¿no se ha nutrido bastante tu maldad?

¿no me has hecho ya pensar

demasiado en el filo del cuchillo?

¿no me has hecho amar demasiada soledad?

¿no has herido a tus expensas,

y dejado sin defensas la casualidad

de haberme parido?

2 comentarios:

Noemí dijo...

Primera entrada y aparto mi odio al ordenador para crear un blog. No para escribir, para estar al tanto del tuyo. Sabes lo que te admiro cuando te leo?

un abrazo enorme.

Guillermo Torgeir Friis Montoya: dijo...

Con lo dulce que eres Noemí, no deja de extrañarme que hayas elegido este texto para comentar. Imagino que será porque es el primero. Por más que me pese, sigo siendo sensible a los halagos, así que gracias por el requiebro. Espero verte pronto.

Un beso.