domingo, 4 de octubre de 2009

No reluce todo lo que es oro

No reluce todo lo que es oro.

No esconde, tampoco en realidad,

intención alguna o voluntad,

están todas a la vista, y con decoro


son respetadas, todas son respetables.

No excusa su miseria en la transgresión,

no culpa al culpable de su precio,

sus versos no son pecios

en el mar de su conversación.


No relucen todos los poetas que son oro.

No hay comentarios: